Urgencias

En Hospital VeterinArea contamos con el mejor equipo de urgencias y los mas avanzados medios. Tenemos además, un protocolo de actuación desarrollado para una atención rápida y eficaz.

Si decides acudir de urgencias, es recomendable ponerse antes en contactao con el hospital, ya que es posile que sea necesario poner un funcionamiento lo antes posible el protocolo adecuado...otra mascota podría estar siendo atendida en esos momentos.

Si tienes una urgencia puedes ponerte en contacto con nosotros en el número:

Situaciones consideradas de urgencias

Partiendo de que ante la duda más vale acudir al servicio de urgencias, aquí daremos unas ligeras directrices.


  • Mi mascota tiene diarrea.
  • Mi mascota se ha tragado un objeto.
  • Mi mascota ha comido matarratas, pero parece que no le ha pasado nada.
  • Mi mascota cogea pero no he visto que se haya dado ningún golpe.
  • Se le está hinchando la cara, y noto que la lengua está más gorda.
  • Hemos ido al campo y mi perrito sacude mucho la cabeza y no deja de rascarse.
  • Mi perro tose con mucha frecuencia, a veces induce el vómito. Se encuentra bien, come bien, y tiene buen ánimo
El ánimo será un indicador de si algo va o no va bien en la salud de nuestra mascota. Si vemos que tiene diarrea pero de ánimo está bien, saltando, jugando, o tiene un comportamiento normal, probablemente no se trate de una urgencia. Si esa diarrea va acompañada con vómitos y estos son frecuentes, lo ideal es ir al servicio de urgencias para evitar que se deshidrate el animal. Hay que diferenciar diarreas de intestino delgado que suelen ser más liquidas de las de intestino grueso o recto que suelen ser más pastosas y mucosas, normalmente las primeras suelen deshidratar más que las segundas.
Obviamente depende del objeto extraño, pero en general la respuesta es sí. Hay que tener en cuenta que cuando nuestra mascota se traga un objeto extraño, mientras esté en estómago en ocasiones no dan síntomas (a veces algún vómito que otro) los síntomas empiezan cuando el objeto extraño pasa a intestino y comienza la obstrucción. Es importante llevarla rápido al servicio de urgencias para al menos identificar de que objeto se trata y poner remedio del algún tipo, sea a través de alimentación o cualquier otro tratamiento. Obviamente objetos cortantes como huesos o agujas se debería de intervenir de urgencia.
Desde el primer momento que ha ingerido la sustancia debe de ir al servicio de urgencias. Los rodenticidas son productos que tienen efecto retardado (dan síntomas a los 2 o 3 días), para que precisamente las ratas no asocien el sitio donde lo han cogido con la muerte y vuelvan de nuevo a por más. Esta intoxicación debe ser cogida a tiempo desde el primer momento y antes de que de síntomas ya que cuando se instauran la mayor parte de las veces es tarde y no se puede hacer nada.
En principio una cojera no sería motivo de urgencias y podría esperar. Si no ha habido una caída o golpe fuerte, está bien de ánimo y no hay inflamación ni mal color ni frio, podría esperar. En ocasiones se realiza el servicio de urgencias más por la tranquilidad del propietario que por la gravedad del propio animal.
Por supuesto tenemos que ir corriendo al servicio de urgencias. En ocasiones la edematización facial solo se queda en eso, una simple inflamación de la cara que no afecta a vías aéreas, pero nunca se sabe como puede el cuerpo reaccionar ante una alergia tan aguda de este tipo. Por lo que recomendamos no arriesgar, sobre todo si vemos la lengua de nuestra mascota inflamarse. En ocasiones se tratan de procesionarias, que son orugas con un efecto urticante y proinflamatorio severo en los tejidos. Pudiendo provocar necrosis de la lengua y la mayor parte de las veces apuntación de gran parte de ella por no venir a tiempo al servicio de urgencias. Incluso llegando a tiempo en ocasiones tenemos que extirpar la puntita de la lengua por una necrosis.
Puede tratarse de una simple otitis que por lo general puede esperar al día siguiente al horario normal. Otras veces podría tratarse de un espiga que esta alojada en el interior del conducto auditivo. Es cierto que nos llegan perros con espigas que llevan días alojadas y clavadas en el tímpano y con el debido tratamiento se recuperan. Pero nunca sabes cuanto destrozo pueden llegar a hacer. Podemos tener un tímpano perforado con los consiguientes problemas que ello conlleva. Por lo que ante las posibles espigas lo mejor es actuar cuanto antes ya que el sacudimiento de cabeza puede hacer que esta penetre aún más, y las lesiones por rascado aumentan con el pasar de las horas. Las espigas también pueden penetras entre los dedos produciendo fistulas que supuran a los días. Nuestro consejo es revisar bien a nuestra mascota entre los dedos y por las orejas siempre que volvamos del campo.
Todo depende del estado general del animal. Por norma general, si un perro tose y está bien de ánimo, no suele ser motivo de urgencia y podría esperar a la cita en horario normal, pero siempre puede haber excepciones y podría tratarse de algo más grave. Si no hemos visto que se trague nada, es posible que se trate de una tos vírica o bacteriana, e incluso aún siendo una tos por problemas cardiacos, si está bien de actitud, no suele ser motivo de urgencias. Hay gente que prefiere quedarse tranquila y acudir para asegurarse de que todo va bien, y sinceramente, a veces, es preferible.